QVET: un software de gestión veterinaria 100% personalizable

Con casi 30 años de experiencia en el sector, QVET ha ido creciendo paralelamente junto a los veterinarios que lo han escogido como programa de gestión en sus clínicas. A lo largo de su historia, este software se ha destacado por una misión principal: facilitar el día a día de los profesionales.

Bajo este objetivo, una de las principales características de QVET es su personalización. Es decir, el centro veterinario que usa el programa puede escoger desde el color de la interfaz hasta el tiempo dedicado en agenda según el tipo de cita, entre muchos otros.

Muchos clientes reconocen la amplia variedad de opciones que el programa ofrece para hacer que el software sea adaptable a las necesidades de cada centro y profesional. Por ejemplo, seleccionando características según el número de profesionales que trabajan (desde un veterinario autónomo hasta un hospital con tres turnos), según la tipología del centro (clínica u hospital) o según las especialidades que cada espacio ofrezca (radiología, laboratorio, quirófano, etc).

Aunque esta personalización puede llevar algún tiempo, desde QVET siempre recomendamos a los veterinarios que dediquen un espacio a esta tarea, puesto que, de esta manera, podrán manejar el día a día de manera mucho más rápida y eficiente.

Básicamente, todas las funciones y características de QVET se pueden personalizar y configurar a gusto del veterinario. Dado que este es un software muy amplio, en este post solo mencionaremos algunas opciones principales que puedes empezar a modelar a tu gusto para que el programa mejore el rendimiento de tu centro considerablemente en poco tiempo.

 

Accesos directos

En las formaciones iniciales de QVET, la barra superior que contiene los accesos directos del programa, es sin duda una de las características que primero se muestran. Y es que aquí es el profesional el que elige cuáles van a ser los principales accesos para que los veterinarios y resto del personal accedan rápidamente a las funciones preseleccionadas.

Normalmente, las principales rutas que se escogen son “agenda”; para que la persona que atiende en caja pueda rápidamente reservar una cita tras coger una llamada, “clientes y mascotas”; para consultar el historial de nuestros pacientes una vez los estamos atendiendo en sala, o “ventas mostrador”, para añadir aquellos artículos que hemos vendido en caja después de una consulta.

 

Agenda

Como no podía ser de otra manera, la agenda es otra de las opciones cuya personalización más favorece a los trabajadores de la clínica veterinaria. Especialmente, el tiempo que es necesario reservar según el tipo de cita – por ejemplo 10 minutos para una vacuna -. Además, también se pueden añadir otras especificaciones como el color según el tipo de cita así como las observaciones que cada profesional estime oportunas.

 

Mascotas: especies y razas, carácter…

Otra de las personalizaciones que más puede ayudar al veterinario en la atención al cliente es la clasificación de las mascotas según su especie; canina, felina, etc., su raza o su carácter; si es nervioso, muerde en consulta, se muestra dócil, o actúa normal… Marcar estas opciones no solo mejora la relación veterinario-cliente sino que también ayuda a que diferentes profesionales que no han atendido previamente a esa mascota puedan saber con antelación como actuar en consulta.

Por si esto fuera poco, el programa QVET también permite personalizar la alimentación que tiene el animal, una opción muy valiosa a la hora de ofrecer al tutor los productos que mejor se adapten a su dieta (casera, pienso, dieta, latas…)

Anticiparse al carácter del animal que vamos a atender puede ayudarnos mucho en la atención al cliente

 

Tipos de clientes

Por otro lado, saber gestionar de antemano la atención al cliente, es una de las características del software de QVET que más aprecian los veterinarios. Por ejemplo, si se decide añadir la descripción de “moroso” se puede ver con facilidad si un cliente tiene deudas pendientes con nuestra clínica. No obstante, también se puede personalizar con otras opciones más neutras como “cliente con mutua”, “antiguo cliente”, “bueno”, etc.

 

Facturación

Por último, otra de las funciones 100% personalizables del programa es la que engloba todos los aspectos de la facturación: tipos de IVA, almacenes, cajas, medicamentos, formas de pago o tipos de IRPF, entre otros.

También en “medicamentos” podemos añadir los principios activos que consideremos, las vías de administración, los tratamientos, los laboratorios y las unidades en dosis. Todo para que a la hora de recetar un fármaco a nuestros pacientes quede todo registrado en el programa y ya tengamos todas las características preestablecidas para poder dedicar más tiempo a la medicina.

 

Como hemos mencionado anteriormente, la configuración de parámetros en el programa es esencial para poder sacar el máximo provecho de un programa tan extenso como es QVET. Esta inversión de tiempo puede facilitarnos increíblemente el trabajo diario en nuestra clínica. Si todavía no sabes como aprovechar todas estas opciones, escríbenos un mensaje para agendar una sesión de formación.

 

 

Suscríbete a la Newsletter

Recibe nuestro boletín mensual e información del sector

Puede cancelar la suscripción cuando quiera mediante el enlace de nuestra newsletter.

Contacto